Cinco trucos para acostar al bebé, que se ha dormido en brazos, sin que se despierte

 En El sueño de 0 a 3 años, Masaje Infantil y Porteo Seguro

¿Cada vez que intentas acostar al bebé se despierta? ¿Te da la sensación de que la cuna y el carrito tienen pinchos? ¿Hay algún truco para evitar que se despierte?

¿Es posible acostar al bebé sin que se despierte?

A veces, dormir a un bebé puede parecer misión imposible, pero sin duda lo que parece misión imposible es intentar acostarlo en cualquier sitio sin que se despierte cuando por fin has conseguido que se duerma en tus brazos.

¿Realmente se puede?

En el otro artículo anterior, que os dejo aquí el enlace, os expliqué un poco que los bebés se duermen en brazos porque:

  • Necesitan sentirse a salvo y su mayor sentimiento de protección es en brazos.
  • Necesitan saber que alguien les va atender inmediatamente cuando lo necesiten.
  • Para ellos si no nos ven no existimos y no saben si vamos a volver.
  • Necesitan comer frecuentemente.
  • Se despiertan más veces y más fácilmente que nosotros.
  • Necesitan succionar.
  • Son completamente dependientes de nosotros y están sometidos a muchos estímulos y situaciones nuevas que aún no entienden, les estresan y les dan miedo.

Ya os dije que para nada es malo y que no va a ser así toda la vida ni se van a malacostumbrar, no tengáis miedo.

Aún así entiendo que hay muchas circunstancias en las que necesitas tener las manos libres o simplemente despegarte un poco del bebé.

La finalidad de este artículo no es obligar a los bebés a estar acostados, ni en ningún caso hacerles llorar.

El objetivo es intentar ofrecer trucos para que si en algún momento se quiere acostar al bebé, esto no se convierta en una misión imposible.

Bueno pues vamos allá.

Trucos para acostar al bebé sin que se despierte

TRUCO 1

Esperar a que el bebé esté en sueño profundo

El sueño es un proceso evolutivo; los bebés nacen con apenas dos de las cinco fases de sueño que tenemos los adultos.

A lo largo de los meses, y compenetradas con las necesidades biológicas del bebé, van apareciendo las otras fases.

Esto es así porque, entre otras cosas, un bebé necesita comer frecuentemente y necesita protección.

Las dos fases del sueño del bebé son:

  • Fase de sueño profundo (No REM)
  • Fase de sueño ligero (REM)

¿Cómo podemos distinguir el sueño ligero del sueño profundo?

Sueño ligero (sueño activo)

  • Respiración del bebé rápida, irregular y ligera.
  • Podemos ver moverse los ojos, parpadear o incluso abrirse brevemente.
  • Realiza movimientos esporádicos de succión o suspiros.
  • Sonríe en ocasiones y otras puede que frunza el ceño.
  • Nivel ligero de actividad con movimientos corporales y sobresaltos ocasionales.
  • Sueña.

Cuando el bebé está en sueño ligero o activo es muy fácil que se despierte al mínimo movimiento o ruido que haya a su alrededor.

Esta fase es vital para ellos, su cerebro está muy activo y ocupado en guardar y organizar las experiencias e información aprendidas durante el día.

bebé dormido sonríe

Sueño profundo (sueño tranquilo)

  • La respiración del bebé es lenta, profunda y regular.
  • Los ojos están firmemente cerrados y no se mueven.
  • La boca está relajada y no realiza movimientos con ella.
  • No hay movimientos en el resto del cuerpo.
  • Está completamente relajado.

Cuando el bebé está en sueño profundo es muy difícil despertarle.

Su cerebro utiliza está fase como estado de protección para crecer y desarrollarse.

bebé dormido boca abierta

¿Y cuándo está en sueño profundo?

Los bebés comienzan siempre en sueño ligero o fase REM y no es hasta unos 20-30 minutos después cuando alcanzan la fase de sueño profundo o No REM.

Con lo cual lo más recomendable será intentar acostarlo cuando hayan pasado unos 20-30 minutos desde que se durmió e identifiquemos que su cuerpo muestra todas las señales de estar en sueño profundo.

TRUCO 2

Evitar la sensación de caída al acostarlo

Los bebés en el vientre materno permanecen 9 meses sin estar sujetos a la gravedad, simplemente flotan.

Al nacer, la sensación de ser tumbados hacia atrás, para ellos, es poco menos que caerse al vacío o algo muy parecido.

Es fácil ver como al intentar tumbar a un bebé que estaba completamente dormido, este extiende sus brazos hacía atrás y se pega un gran susto, rompiendo a llorar inmediatamente.

Para evitar esto podemos:

  • Acostar al bebé muy despacito, intentando minimizar la sensación de caída.
  • Lateralizar un poco su cuerpo.
  • Tumbar nuestro cuerpo hacia delante con él hasta que éste toque la superficie donde queremos acostarlo.

bebé dormido en brazos

TRUCO 3

Mantener la sensación de contención

Cuando el bebé está en brazos se siente contenido y arropado, sin embargo, al acostarlo se siente desprotegido y expuesto.

Para evitar esto, ante de acostarlo, podemos:

Contener al bebé en nuestros brazos con un arrullo, mantita o sábana que sea la misma con la que luego le acostaremos y que le mantenga contenido y arropado mientras permanezca tumbado.

Es importante siempre tener en cuenta que no esté demasiado arropado y la contención llegue de axilas hacia abajo, no tapando nunca cuello, cara o cabeza.

También puede ser útil:

  • No usar cunas, carritos o capazos demasiado grandes o con muchos espacios.
  • Si tenemos una cuna o espacio grande, podemos hacer un nidos con unas toallas enrolladas y hacer así una especie de cunita más pequeña para el bebé, que le contenta por todos los lados, sin estar apretado.

bebé dormido contenido

TRUCO 4

Acostarlo en un lugar cercano a nosotros o en la misma cama

Alrededor de una hora después de haberse ido a dormir comienza otra vez su fase REM.

Este paso para los bebés de sueño profundo a ligero es muy vulnerable y son muy sensibles a cualquier tipo de estímulo para despertarse enseguida y reclamar cualquier cosa que puedan necesitar.

Los ciclos de sueño del bebé son más cortos, 50-60 minutos, así que tienen periodos de sueño vulnerables cada hora o menos. Esto les asegura su supervivencia, les permite saber que sus necesidades serán atendidas inmediatamente.

Para ellos es muy tranquilizador si al despertarse levemente estamos cerca y les calmamos, pudiendo volver a dormirse más fácilmente.

El colecho, practicado de forma segura, puede ser una buena forma de acostar al bebé y acostarnos todos sin que se despierte o pudiéndose dormir más rápido.

bebé dormido con mamá

TRUCO 5

Mantener el contacto durante un rato

Otra opción que puede funcionar es la de mantener la mano apoyada y acariciando al bebé durante un rato después de acostarlo, como haciendo una ligera presión, que el bebé sepa que seguimos con él y el cambio no sea tan brusco que le haga despertarse al momento.

bebé dormida en cuna con mamá agarrando la mano

Si a pesar de estos truquillos, tu bebé se despierta y quiere permanecer todo el tiempo contigo, mucho ánimo, también es normal.

Recuerda que todo pasa y es evolutivo y disfruta de este momento sin pensar que es malo o que nadie te va a juzgar por ello.

Si en ocasiones necesitas descansar y esto no funciona:

  • Intenta que otra persona pueda coger en brazos al bebé y, si lo que necesitas es tener las manos libres para poder realizar actividades o moverte cómodamente, AQUÍ TE DEJO UN TRUQUITO EXTRA:

TRUCO EXTRA

EL PORTEO AYUDA A CASI TODOS LOS BEBÉS A ESTAR MÁS TRANQUILOS Y TE DEJA LAS MANOS LIBRES

PORTEO2

 

 

Últimas entradas
Showing 10 comments
  • Irene
    Responder

    Gracias a cuidados y caricias por ofrecernos estás opciones a los papas, siendo siempre tan respetuosos con los sentimientos de nuestras personitas! Sólo quería comentar también que a mi personalmente, antes si, pero ahora no me funciona nada con mi nena… Será una fase, como todo! Tendremos paciencia y seguiremos durmiendo con ella en brazos hasta que pase! Gracias

    • María Sancha Alcubilla
      Responder

      Muchas gracias por tu comentario Irene. Es cierto que será una fase y sea como sea seguro que lo estás haciendo todo genial. Si no te funcionan estos truquillos quizá encuentres los tuyos propios. Si es así, no dudes en contarlos, seguro que sirven a más mamás.

  • Maria Cristina Blanco
    Responder

    Tomamos nota de todos los trucos!. Gracias!

  • Gisela
    Responder

    Mi beba tiene un mes y 10 dias y desde que nacio esta en brazos de dia y de noche, cuando salimos a pasear tampoco quiere estar en su carrito. La verdad estamos desesperados Por que tenemos miedo de no poder revertir mas esta situacion. Todos nos dicen que ya se acostumbro y que habria que dejarla llorar, pero siempre que intentamos llora mucho y muy fuerte y no logramos nada.

    • María Sancha Alcubilla
      Responder

      Hola Gisela, entiendo que te sientas desbordada por la situación. Supone bastante cansancio físico y muchas sensaciones que no conocías. Ante todo tienes que saber que esto no es nada que tú hayas hecho mal ni tu pareja. Los bebés, sobretodo tan pequeños, necesitan atención constante y saber que estarán a salvo y su única forma de sentirse seguros es un con adulto y más si es mamá o papá. Es normal, ante todo no te sientas nunca mal y no pienses que por dejarla llorar iban a ir las cosas mejor. Eso nunca es una solución y como mucho puede aumentar su estrés y su inseguridad, aumentando hormonas como la adrenalina y el cortisol y afectando a su crecimiento y desarrollo. Escríbeme si quieres al correo electrónico y hablamos más en concreto de posibles alternativas o soluciones. Un abrazo y ánimo.

  • Rosario
    Responder

    Mi bebe de 6 meses y medio nunca ha dormido bien. Practicamos colecho y lactancia materna. Pero lleva unos días especialmente malos, se despierta cada 2h no sólo para mamar, no para quieto en la cama y se desespera, no sabe volver a dormirse. Lo cojo y tardo casi una hora en que vuelva a dormirse, pero a la hora siguiente vuelta a empezar.
    Estoy agotada y el tampoco descansa y me da mucha pena porque adoro dormir con el pero no se si intentar pasarlo a su cuarto.
    Gracias por los trucos
    Un saludo

  • María Sancha Alcubilla
    Responder

    Hola Rosario, puedes escribirme un correo a info@cuidadosycaricias.es y hablamos de tu caso más en profundidad para ver si te puedo ayudar de alguna forma. Mucho ánimo, todas las mamás sois muy valientes.

  • Paola
    Responder

    Muchas gracias Maria, siendo primeriza he aprendido gracias a ti las etapas del sueño de mi bebe, anoche no batalle para dejarla en la cama ya que me espere hasta que tenga su sueño profundo, me sirvio mucho tambien el envolverla en su manta para que no se asuste con sus manitos.

    • María Sancha Alcubilla
      Responder

      Muchísimas gracias Paloma, por leerme y por tu comentario, en breve el blog volverá a estar en activo y empezaré a subir más artículos, cualquier tema que te gustaría que se hable no dudes en escribirme. Un saludo.

  • Sara
    Responder

    Hola maría! Mi bebé tiene 26 días, y ya sufre de gases y ha pasado por tener moquitos. Tiene días que apenas duerme ni de día ni de noche. Compruebo su pañal, le doy pecho, a veces come tanto que vomita, le toco los oídos, compruebo si puede tener calor o frío, o si tiene fiebre, no sé qué hacer y cada vez grita más y llora más. No sé si son los nervios del propio cansancio, pero cómo puedo ayudarla? Gracias de antemano Mua!

Dejar un comentario