Lactancia materna y Coronavirus: ¿puedo seguir dando el pecho a mi bebé?

 En La alimentación del bebé de 0 a 3 años., Parto y Recién Nacido

¿Puedo seguir dando el pecho a mi bebé si tengo síntomas de Coronavirus? ¿Y si no tengo síntomas, pero lo tengo? ¿Se puede pasar el Coronavirus por la leche materna? ¿Qué precauciones debo tener?

¿Puedo seguir amamantando a mi bebé si tengo Coronavirus?

Ante la actual situación tan complicada que estamos viviendo, una de las preguntas que más nos habéis hecho estos días ha sido ésta.

Todas las mamás que amamantáis os habéis planteado ese miedo a contagiar a vuestros bebés en el momento de dar el pecho.

Así que para poder responder a esta pregunta, vamos a ver qué dicen las principales autoridades en materia de sanidad.

Desde la IHAN, en sus últimas recomendaciones, se recoge que:

Es  importante  que  madre  e  hijo  realicen  contacto  piel  con  piel  inmediato  tras  el  parto  y  favorecer  el  agarre  espontáneo  al  pecho  en  la  primera  hora  siempre.  No  están  contraindicados  en  casos  de  COVID‐19  excepto si el estado clínico de madre o  hijo no lo permiten.

No se recomienda  suspender la lactancia  materna. Suspender lactancias ante la  COVID-19 supone más riesgo que  beneficio para madre e hijo.

IHANLACTANCIACOVID

UNICEF, nos deja la siguiente recomendación:

Teniendo en cuenta los beneficios de la lactancia materna y la escasa relevancia de la leche materna en el contexto de la transmisión de otros virus respiratorios, la madre puede seguir amamantando a su bebé siempre y cuando tome todas las precauciones necesarias.

En e-lactancia.org, recogen que el riesgo es muy bajo:

lactancia coronavirus

La OMS, nos recuerda algo parecido y cita:

“Las madres y los bebés deben poder permanecer juntos y practicar el contacto piel con piel, cuidado de la madre canguro y permanecer juntos y practicar el alojamiento conjunto durante el día y la noche, especialmente inmediatamente después del nacimiento durante el establecimiento de la lactancia materna, ya sea que ellas o los lactantes sean casos probable o confirmado de COVID-19”.

Y la Sociedad Española de Neonatología, tras rectificar en su último artículo, nos deja lo siguiente:

“Aún no existiendo datos suficientes para hacer una recomendación en firme sobre el amamantamiento en el caso de mujeres infectadas por SARS-CoV-2 es importante insistir en que la lactancia materna otorga muchos beneficios como el potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al SARS-CoV-2, por ello y ante la evidencia actual la SENeo recomienda el mantenimiento de la lactancia materna desde el nacimiento, siempre que las condiciones clínicas del Recién Nacido y su madre así lo permitan”.

¿Qué precauciones tenemos que tomar?

1. Si estamos dando el pecho, pero estamos sanas y/o sin síntomas

La IHAN, nos indica que:

“La medida más adecuada para  proteger su salud y la de sus  hijos en cualquier situación,  pero también en esta  pandemia es que las madres  continúen amamantando a  sus bebés y niños y niñas  pequeños durante el mayor  tiempo posible y en exclusiva  si es posible durante los  primeros 6 meses.”

Siempre unido a las medidas de higiene y prevención básicas:

  • Correcta higiene de manos antes y después de dar el pecho.
  • Estornudar o toser siempre usando el codo o un pañuelo que desecharemos inmediatamente.

18196012 - newborn baby breastfeeding infant looking at the mother

2. Si estamos amamantando, pero tenemos síntomas o sospecha

Es importante tener en cuenta que en ese momento, las defensas que tú estés fabricando y hayas fabricado se las vas a empezar a pasar a tu bebé por la leche materna, pero para no seguir trasmitiendo el virus es necesario:

  1. Lavarse muy bien las manos antes y después de dar el pecho al bebé o de tener contacto con él.
  2. Usar mascarilla quirúrgica al amamantar al bebé o siempre que estemos cerca de él.
  3. Limpiar y desinfectar superficies que puedan estar contaminadas.

Además, si te encuentras mal y necesitas descansar, es posible que necesites ayuda con el cuidado del bebé o incluso extraerte la leche. Mantén la calma y cuídate.

3. Si tenemos infección grave o que requiere ingreso hospitalario

La  decisión  de  continuar  amamantando  o  de  extraerte la leche debe ser siempre tomada por ti atendiendo  a  tus  deseos  y  tu  estado  clínico.

Conviene tener en cuenta que si la madre no te encuentras bien para realizar la extracción de leche es  recomendable  que busques ayuda  para  evitar  problemas  de  ingurgitación  mamaria  sobreañadida.

Y piensa que la  leche  extraída  puede  serle  administrada a tu bebé y no necesita esterilizarse.

Conclusiones

  • Las autoridades sanitarias no recomiendan suspender la lactancia materna en casos de Coronavirus y/o sospecha.
  • La leche materna tiene múltiples propiedades que ayudan a los bebés a protegerse de infecciones respiratorias.
  • Si sospechas que puedes estar contagiada, puedes seguir dando el pecho, pero siguiendo unas sencillas medidas de prevención.

*Nota informativa de las autoridades sanitarias:

La  situación  de  emergencia  sanitaria  puede hacer imposible la aplicación de  alguna de estas recomendaciones.

Estas  recomendaciones  serán  actualizadas según vayan apareciendo  nuevas evidencias.

La nueva enfermedad se  transmite por gotas respiratorias  y por los objetos contaminados  con ellas.

La mejor forma de evitarla es mantener distancia de al menos 1 metro.

No tocar objetos contaminados y  lavarse las manos a menudo con agua y  jabón.

Y RECUERDA:

Quedarse en casa es la mejor  manera de interrumpir la cadena  de contagios

 

 

 

Entradas recomendadas

Dejar un comentario