La extracción de leche materna: preguntas y dudas más frecuentes

 En Bebé prematuro o ingresado, La alimentación del bebé de 0 a 3 años., Parto y Recién Nacido

¿Si no me sale leche con el sacaleches quiere decir que no tengo? ¿Puedo sacarme leche antes de dar pecho al bebé? Todas las dudas sobre la extracción de leche materna aquí.

La extracción de leche materna no siempre es fácil

A veces, los profesionales damos por sentado que sacarse leche es sencillo y pensamos que aún lo es más si es con un sacaleches, pero nada más lejos de la realidad.

En el hospital, a diario, veo muchísimas mamás que pasan gran parte de su tiempo en el lactario para poder seguir dando leche materna a sus bebés, pero eso no quiere decir que sea fácil, no, para nada.

Cada día surgen miedos, dudas y cientos de preguntas, que quizá para mí son obvias, pero no siempre lo son para vosotras que os enfrentáis a esto por primera vez.

Por todo esto, estas semanas he hecho una recopilación de las principales dudas y preguntas que os surgen sobre la extracción de leche materna y las voy a ir explicando aquí.

Principales preguntas y dudas sobre la extracción de leche materna

1. ¿Cuánto tiempo debo estar sacándome leche? ¿Si estoy mucho tiempo sacaré más?

Para conseguir que activemos la salida de la leche y la producción lo importante no es estar mucho tiempo sacándose la leche, sino mejor hacerlo poco tiempo pero más frecuentemente.

Normalmente será suficiente con realizar dedicar entre 5 y 10 minutos en cada pecho.

Estar más tiempo con la extracción no quiere decir que vaya a salir más ni tampoco que vayamos a producir más.

Mejor extracciones más cortas más veces al día, que una extracción al día de 45 minutos.

2. ¿La cantidad de leche que me saco es la que tengo? ¿Y si no me sale es que no tengo nada?

No, por supuesto que la cantidad que extraemos no tiene nada que ver con la leche que tenemos.

Aún he oído a pediatras decir que si te sacas poco es que tienes poco, pero no, nada de eso.

Ninguna forma de extracción de leche puede igualarse a la eficacia de un bebé.

Para los bebés es muy fácil producir la subida de leche y conseguir que empiece a salir, para ellos son suficientes entre 1 o 2 minutos para provocar el reflejo de eyección (salida de la leche).

Además los bebés realizan una presión negativa y unos movimientos con la lengua (movimientos peristálticos) que son imposibles de imitar por ningún método de extracción.

Por no hablar de que para ti y para tu cerebro no es lo mismo dar de mamar  a tu bebé que ponerte con una máquina a sacarte leche.

mamá sacándose leche con sacaleches doble

3. ¿Puedo sacarme leche después de dar el pecho al bebé? ¿Y antes?

El pecho, en realidad, no se vacía nunca por completo.

Muchas veces os da miedo que el bebé os haya dejado sin leche y no podáis sacar o viceversa, sacaros leche y que luego no le quede al bebé.

Podrás sacarte leche en cualquier momento del día y lo único a tener en cuenta será:

  • Después de dar el pecho al bebé

Es importante saber que a la hora de extraernos la leche será mucho más fácil la extracción si hay leche acumulada que si tenemos que provocar una subida de la leche, con lo cual será más fácil extraerse si justo el bebé no acaba de mamar, pero no quiere decir que sea imposible.

Puedes:

  1. Sacarte la leche que no ha tomado el bebé.
  2. Sacarte del pecho contrario al que ha mamado el bebé en esa toma.
  3. Esperar una hora: muchas mamás preferís esperar una hora después de que el bebé haya succionado para intentar hacer la extracción.
  • Antes de dar el pecho al bebé

Puede ser que te saques leche antes y te pongas justo al bebé y en tan solo dos minutos el bebé consiga volver a producir una subida de la leche, como si tú nunca te hubieses sacado antes.

Pero hay una excepción: en caso de bebés que succionan débil, bajo peso o con una succión aún inmadura, lo mejor será no sacarse leche justo antes de ponerse al bebé.

extracción manual de leche materna

4. ¿Cómo puedo ayudar para que me salga más leche? ¿Hay un truco para aumentar la extracción?

La extracción de leche materna no es igual para ninguna mamá ni para ningún bebé.

Cada caso es un mundo y tiene una historia detrás en la que influyen emociones, dudas, miedos, situaciones, experiencias, etc.

Todo esto influye en la cantidad de leche que conseguimos sacar, pero hay algunos trucos que nos pueden ayudar:

  • Extraer a la vez que mama el bebé

De un pecho mama el bebé y del otro pecho vamos sacando la leche ya que el bebé está aumentando la eyección en ambos pechos con la succión de uno de ellos.

Ayudara a aumentar el reflejo de eyección y la salida de la leche.

masaje del pecho lactancia materna

Imagen: paritoriosonline

  • Tu bebé, su olor, una foto, su sonido…todo ayuda

El reflejo de salida de la leche no solo se produce por la succión del bebé.

La oxitocina se activa por los estímulos: olfativos, visuales y táctiles… así que tocar, oler y ver cosas del bebé, mantitas, ropa, peluches, una foto…deberían facilitarte la extracción de la leche.

Para las madres que tienen a sus bebés prematuros en el hospital les va a ser mucho más simple conseguir leche si tienen a su bebé al lado.

  • Siéntete tranquila y relájate

El estrés es un gran enemigo de la oxitocina, vamos que a más cansancio y más estrés más difícil será que fluya la leche.

Busca un sitio tranquilo, ponte cómoda, ponte música o la televisión o la radio, relájate, pide un masaje, hazte un té o un chocolate o algo que te apetezca, haz lo que sea que te haga sentir bien y disfruta.

extracción de leche materna

Recuerda:

No más de 5 y 10 minutos en cada pecho.

Mejor extracciones más cortas más veces al día, que una extracción al día de 45 minutos.

Ninguna forma de extracción de leche puede igualarse a la eficacia de un bebé.

Tanto si te sacas “poco” como si te sacas nada eso no indica la cantidad de leche que tienes.

El pecho, en realidad, no se vacía nunca por completo: puedes sacarte leche antes y después de dar al bebé (ver excepción).

Te puede ayudar a aumentar la extracción: un masaje antes del pecho, ponerte al bebé a la vez, estar cerca del bebé, olerle, verle o ver cosas suyas y sentirte tranquila y relajada.

 

Entradas recomendadas

Dejar un comentario