Poner el chupete ¿es bueno o tiene inconvenientes?

 En El bebé y sus cuidados

¿Es bueno poner el chupete a un bebé? ¿Hasta que edad es recomendable usar tetinas? ¿Pueden afectar los chupetes y las tetinas a la lactancia materna?

Un tema que suele preocupar a los padres incluso antes del nacimiento es el uso del chupete y del biberón.

¿Será bueno que lo utilice?

¿Lo necesitará?

He oído que no es bueno ¿será verdad?

Y si lo elijo…. ¿Qué tipo de chupete o tetina será la más adecuada?…

Son muchas las preguntas que surgen y muchos los mitos y las leyendas.

Hay opiniones y corrientes que hablan tanto a su favor como en su contra.

Hoy vamos a ver, desde un punto de vista objetivo, todos los pros y los contras que tiene el uso de chupetes y tetinas y vamos a ver porque en ocasiones se convierten en tan necesarios.

Empezaremos por cosas muy sencillas,

¿Qué función tiene el chupete? ¿Por qué se usa?

El chupete está muy relacionado con la succión.

¿Qué significa para los bebés la succión?

La succión es uno de los reflejos primarios y más primitivos de todos los bebés.

Se sabe que durante el embarazo, ya en la semana 12-13 de gestación, los bebés ya son capaces de succionar.

Al nacer, un bebé a término e incluso prematuro, es capaz de succionar perfectamente.

Es un reflejo que asegura al bebé que va a ser capaz de alimentarse desde nada más nacer.

Cualquier objeto que presione o roce sobre el paladar del bebé desencadena el reflejo de succión.

Además, la succión aparte de significar que le va a permitir alimentarse también tiene otros muchos efectos para el bebé.

¿Qué es la Succión No Nutritiva?

Se entiende por succión no nutritiva, cuando el bebé succiona algo sin necesidad de extraer ningún tipo de alimento.

¿Qué le puede aportar entonces succionar?

Succionar ayuda al bebé a:

  • Calmarse.
  • Auto-regularse.

Si lo que succiona es el pecho:

  • Estimula el pecho para la salida de la leche y para que después haya más producción.

Disminuye el dolor y provoca sensación de bienestar:

  • Disminuye la percepción del dolor, funcionando directamente sobre receptores neuronales del dolor.

Mejor desarrollo neurológico:

  • En bebés prematuros, se usa la succión no nutritiva para disminuir las secuelas y mejorar el desarrollo neurológico.

Los bebés necesitan succionar

La succión, en todo bebé tiene la función de alimentación, auto-regulación, supervivencia y calma.

Además la succión va a permitir al bebé empezar a relacionarse con su entorno.

A través del acto de la alimentación se crea un vínculo con la persona que le alimenta, ya sea mediante el pecho o el biberón.

bebé mamando

¿Qué hace entonces el chupete?

Pues el chupete aparece como forma de ofrecer al bebé una succión cuando se decide o no se puede ofrecer el pecho.

El chupete siempre actuará como sustituto, obteniendo así a través del chupete la función de calma.

¿Entonces el chupete es malo?

Pues no, no es ni malo ni bueno, como todo tiene unos beneficios y unos inconvenientes que vamos a explicar.

Lo más importante es tener claro que el chupete es un sustituto del pecho materno y no al revés.

Los bebés no usan el pecho de chupete. Nosotros usamos el chupete de pecho.

child-1506941_1920

 

Los pros y contras del chupete

Hay dos tipos de opiniones que expondremos:

Los  argumentos a favor del chupete opinan:

  • Ayuda al bebé a calmarse y sentirse mejor.
  • La succión favorece el desarrollo neurológico del bebé.
  • Ofrece la posibilidad de dejar al niño con otra persona diferente a la madre y que tenga la opción de calmarlo.
  • Ayuda a adquirir un estado de relajación, sobre todo en niños que tienen dificultad para dormir.

Y lo más importante:

  • Últimos estudios de la Academia Americana de Pediatría demuestran que el uso del chupete reduce la muerte súbita en lactantes en el 90%.

Los argumentos en contra del chupete exponen que:

  • La mejor succión que puede existir la aporta siempre el pecho materno y favorecemos a la vez la producción de leche.
  • Pueden chuparse el dedo (¡ojo!, es más difícil quitar el hábito de chuparse el dedo que el del chupete).
  • La retirada del chupete es costosa. Es cierto, que hay que observar la madurez del niño y buscar el momento mas adecuado.

Y lo más importante:

  • Puede interferir con la lactancia*. Es importante saber cuándo es el momento de introducir el chupete, como veremos en el apartado del uso del chupete.
  • Tanto el chupete como el dedo deforman el paladar, pueden ralentizar el crecimiento de los maxilares y alterar la oclusión dental y el crecimiento de los dientes delanteros si se prolonga su uso en el tiempo*.

¿Cómo se hace un adecuado uso del chupete?

1. ¿Realmente necesitamos usar el chupete?

En primer lugar habrá que valorar la necesidad de uso del chupete, si realmente es necesario para calmarlo o existen otras estrategias.

2. ¿Qué alimentación tiene el bebé y qué edad?

Si realmente decidimos que queremos usar el chupete, hay que tener en cuenta la edad del bebé y el tipo de alimentación.

Bebé con lactancia materna*

Si es lactancia materna habrá que esperar  como mínimo 3 semanas para introducir el chupete.

Lo más recomendable siempre es esperar a que el bebé tenga la lactancia materna perfectamente instaurada, es decir, que haga una buena succión del pecho, coja peso adecuadamente, no nos haga daño al mamar, se quede saciado, etc.

Es importante tener en cuenta que la forma de succión del chupete es diferente a la de la alimentación del pecho.

Si el bebé se adapta a las tetinas o chupetes, posiblemente al coger el pecho abra muy poco la boca y apriete el pezón contra el paladar duro, provocando grietas a la mamá y haciendo daño.

Además su succión no será demasiado eficaz.

Siempre es importante valorar cada caso en concreto y cada situación y mirar el beneficio-riesgo.

Suplementar al bebé que toma lactancia materna

Si tenemos que dar leche extraída o suplementar a un bebé que queremos que tome lactancia materna, lo mejor será usar métodos sin tetinas, como vasito, dedo-jeringa o suplementador.

Si finalmente nos decidimos por el biberón, existen biberones con tetinas y formas de succionar más parecidas a la del pecho y que pueden interferir menos con la lactancia.

Bebé con lactancia artificial

Si la alimentación es mediante biberón, se pueden introducir antes las tetinas y los chupetes.

La forma de succión es muy similar.

Aún así se recomienda valorar la necesidad de calmarlo o relajarlo meciéndolo, acunándolo, en brazos o masajear su cuerpo.

chupete rojo encima de la mesa

 ¿Cómo podemos empezar el uso del chupete?

Elegir el chupete

Primero será la lección del chupete, tamaño, materiales… Todo esto lo veremos en el siguiente post.

Higiene adecuada y esterilización

Una vez que lo tenemos, tendremos que lavarlo y esterilizarlo al principio.

Se recomienda lavarlo bien y hervirlo durante 5 minutos.

¿Cómo y cuándo se lo ofrecemos?

Lo más importante es nunca forzarlo.

Lo mejor podría ser ofrecerlo en las situaciones de mayor estrés.

Los padres conocéis a vuestros hijos y sus reacciones, ofrecerlo en las situaciones que creáis más conveniente.

Si no lo coge, no pasa nada

No pasa nada si un bebé lo rechaza, no todos los bebés quieren las tetinas y los chupetes.

Si no lo coge es porque…

…no lo necesita

…no le gusta

…el modelo no es adecuado…..

¿Hasta qué edad está recomendado usar el chupete?

Durante la lactancia se observan beneficios que van disminuyendo conforme el niño va creciendo.

Según la Asociación Española de Pediatría es recomendable que desaparezca el uso del chupete alrededor de los 12 meses y dos años como máximo.

Prolongarlo más pueden ralentizar el crecimiento de los maxilares y alterar la oclusión dental y el crecimiento de los dientes delanteros si se prolonga su uso en el tiempo*.

En conclusión:

  • La succión es muy beneficiosa y necesaria para todos los bebés.
  • Se sabe que el uso del chupete puede disminuir el riesgo de Muerte Súbita del Lactante.
  • Usar el chupete, cuando la lactancia materna está instaurada y hasta los 12-24 meses de edad no tiene mayores complicaciones.
  • No olvides que no es mejor el chupete que el pecho materno.
  • La succión no nutritiva al pecho también ayuda al bebé a calmarse, estimula la producción de leche, aporta vínculo y contacto y no es mala.

No lo olvides:

El chupete está muy socialmente aceptado, pero no todos los bebés quieren un chupete. Aún así dar el chupete no es malo, todo depende de cómo, cuándo y vuestras necesidades. NO todos los niños necesitan usar el chupete y que son ellos los que tendrán “la última palabra” en vuestra decisión inicial.

Verónica Minguito Orellano

Logopeda y Experta en Atención Temprana

veronica_minguito@hotmail.com

Entradas recomendadas
Showing 2 comments
  • Miriam
    Responder

    Felicidades Veronica!! Me ha encantado la frase “LOS BEBÉS NO USAN EL PECHO DE CHUPETE. NOSOTROS USAMOS EL CHUPETE DE PECHO”.

    Seguiré atenta a tus consejos!

    • admincuidadosycaricias
      Responder

      Gracias Miriam, se lo trasladaré a Verónica tus felicitaciones.

Dejar un comentario