La fiebre en los bebés y sus 9 preguntas más frecuentes

 En Pequepedia

Nueve respuestas actualizadas, rápidas y sencillas, sobre la fiebre en los bebés, que nos permitirán desterrar los mitos, saber qué hacer y estar más tranquilas.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre no es nada más y nada menos que un signo.

En sí misma sólo es un aumento de la temperatura corporal con una importante misión para el cuerpo.

La fiebre es un mecanismo de defensa que nuestro sistema inmunitario tiene para combatir las infecciones. Dicho de forma coloquial, la fiebre se encarga de “achicharrar a todos los virus y bacterias que entran en contacto con nuestro organismo”.

¿Cuándo se considera que un bebé tiene fiebre?

Lo más objetivo para saber si el bebé o el niño tiene fiebre, es tomar su temperatura corporal con un termómetro digital y preferiblemente en la axila.

Se considera que tiene fiebre cuando tiene una temperatura igual o mayor a 38 º C.

Entre 37,5 y 37,9 se considera febrícula y entre 36,5 y 37,4 la temperatura es completamente normal. No es real que haya niños “de temperatura baja”, que con 37,5 º C tengan fiebre. Puede ser que con esa temperatura se encuentren más molestos que otros niños, pero no podemos decir que tienen fiebre.

¿Cuál es la causa más común de la fiebre en los bebés?

La causa más frecuente de la fiebre son las infecciones víricas y de forma menos frecuente las infecciones provocadas por bacterias.

¿Es necesario bajar siempre la fiebre?

No, claro que no.

Como ya he explicado al principio, la fiebre sólo es un aumento de temperatura que tiene una misión muy importante y lo que nos importa no es bajar esa temperatura, sino que el niño se encuentre cómodo. Lo que vamos a intentar siempre es disminuir el malestar.

Por lo tanto, solo será necesario bajar la temperatura si el niño se encuentra molesto.

A mí me gusta sustituir el término “bajar la fiebre” por “mantener confortable”.

¿Puede provocar convulsiones?

No, en sí misma la fiebre no provoca daño cerebral ni convulsiones.

Las convulsiones febriles son una respuesta del cerebro inmaduro ante un aumento de temperatura que no puede gestionar correctamente. Suelen ocurrir entre los 6 meses y los 6 años y no ocurren a todos los niños que tienen fiebre.

Por eso en sí misma la fiebre no provoca convulsiones. Es un determinado cerebro inmaduro el que elabora esa respuesta ante la fiebre de ese niño y desencadena una convulsión.

¿Qué puedo hacer si el niño tiene fiebre y se encuentra molesto?

Si el niño tiene fiebre y además se encuentra molesto o incomodo, tenemos dos opciones para intentar ayudarle a disminuir el malestar.

MEDIDAS FÍSICAS

  1. Desabrigarle un poco, sin que pase frío y mantener un ambiente térmico neutro.
  2. Ofrecerle líquidos continuamente para evitar una deshidratación.
  3. Dejarle descansar en un sitio cómodo.

ANTITÉRMICOS

Sólo será necesario usarlos si realmente tiene fiebre y se encuentra molesto y conocemos dos, el paracetamol y el ibuprofeno.

Es vital respetar la dosis pautada y no usarlos antes de que tenga fiebre, de forma profiláctica.

No es correcto bañarlo en agua fría ni poner paños fríos y tampoco es necesario obligarlo a comer o estar tomándole la temperatura continuamente.

fiebre muñecos peluches cama

¿Es correcto alternar antitérmicos?

No.

Aún no se sabe porque esta práctica tan extendida aún, pero las asociaciones sanitarias de referencia recomiendan que no se alternen antitérmicos en los niños para tratar la fiebre.

Alertan de que la fiebre es un mecanismo necesario, alternarlos no ha demostrado mayor eficacia, no existen estudios que den datos sobre la seguridad de esta práctica y además, y lo más importante, sumamos los posibles efectos secundarios de uno y de otro.

La Asociación Española de Pediatría nos habla más sobre ello aquí.

¿Cuándo debería ir a urgencias o al pediatra?

Aunque la fiebre es un mecanismo de defensa del organismo y no es necesario bajarla siempre, sí que es importante que sepamos identificar algunos signos de alarma que nos deberían llamar la atención.

Es importante acudir a urgencias inmediatamente si:

  • El bebé tiene menos de 3 meses.
  • Tiene petequias (manchitas rojo púrpura que aparecen en la piel y que no desaparecen al estirar está o al presionar con un vaso).
  • Tiene alguna enfermedad o tratamiento.

Si tiene más de tres meses, otros signos de alarma que nos deben hacer ir al pediatra son:

  • Dificultad respiratoria.
  • No hace pis o hace poco pis.
  • Rigidez de nuca o dificultad para mover el cuello.
  • Alteración del estado general (muy decaído, muy irritable, llanto inconsolable, etc.).
  • Vómitos muy abundantes.
  • Convulsiones.
  • Fiebre > de 39ºC más de 3 días.

¿Es cierto que la fiebre alta significa enfermedad grave y la fiebre baja enfermedad leve?

No, como hemos visto, la mayoría de veces la fiebre está provocada por infecciones leves causadas por virus y pueden dar fiebres muy altas. Sin embargo hay enfermedades más graves que cursan con fiebre leve o incluso con febrícula. Lo que importa es vigilar el estado general del niño.

Quizá también te interese:

Decálogo AEPED sobre la fiebre en bebés y niños.

Últimas entradas

Dejar un comentario