Cuidados naturales de la piel del recién nacido

 En El bebé y sus cuidados, Parto y Recién Nacido

¿Se puede cuidar la piel del recién nacido de forma natural? ¿Cómo podemos hacerlo? ¿Sabías que muchos de los problemas de su piel los creamos nosotros?

El cuidado de la piel del recién nacido

El cuidado de la piel…

Un tema que preocupa a las familias incluso antes del nacimiento del bebé.

Y no es para menos.

Cada vez observamos más problemas dérmicos en bebés de muy corta edad: rojeces, eccemas, psoriasis, dermatitis, irritaciones de distinta índole…

Buscamos los productos más recomendados, las marcas que se autodenominan más respetuosas…

Y digo yo ¿qué hay más respetuoso que acompañar el proceso natural?

Sí, acompañar, no rellenar de cientos de ingredientes que realmente no son naturales, desde el primer día de vida.

la piel del recién nacido

¿Qué tiene de particular la piel del recién nacido?

Cuando nacemos, el pH de nuestra piel es más ácido, rondando el 6,34.

A los cuatro días, este mismo pH se ha acidificado hasta tener un valor menor de 5.

¿Por qué el pH es ácido?

Esto sucede para proteger la piel de distintos organismo externos, y para que se de una colonización bacteriana equilibrada que proteja la piel.

Es al cabo del mes de vida cuando los valores empiezan a tender hacia la neutralidad y se puede decir que el pH es neutro sobre el cuarto o quinto mes.

¿Qué pasa si usamos productos con pH neutro y con componentes agresivos?

Si utilizamos productos con un pH neutro y mil ingredientes agresivos, se altera este proceso natural, favoreciendo la desprotección cutánea y la deshidratación dérmica.

¿Y la Vérnix Caseosa?

El recién nacido está cubierto por la vérnix caseosa, una sustancia grasa que parece requesón.

Las funciones principales de esta cobertura son la protección y la hidratación de la piel.

Sí, se trata de una crema natural, la mejor para el recién nacido.

recomendaciones oms parto natural

¿Entonces cómo cuidamos la piel del recién nacido?

La respuesta es sencilla: respetando y sin alterar su desarrollo natural.

A continuación os doy un listado de pautas básicas:

Los primeros días de vida mejor no bañar al bebé

La vérnix caseosa no debe quitarse, es mejor esperar a que desaparezca por sí sola antes del primer baño, pudiendo tardar una semana.

Resulta contradictorio con lo que se promueve en los hospitales y clases de preparación al parto, pero es pura lógica ¿no os parece?.

¿Enserio un bebé necesita un baño diario?

Durante los primeros meses NO hay necesidad de un baño diario, apenas se ensucian.

Basta con una o dos veces por semana y solo usando agua.

¿Uso o no uso jabón?

No hace falta usar jabón siempre ni para todo el cuerpo, sólo para zonas sucias como cuando hacen caca.

¿Y qué jabón se puede usar?

En ese caso se puede añadir un poco de jabón, lo más natural posible (por ejemplo de caléndula) y que respete el pH del recién nacido.

Secar a toquecitos y nunca frotar

El secado debe realizarse de forma suave, sin frotar, que no queremos sacarle brillo.

la piel del recién nacido

¿Y las zonas sucias y cambios de pañal?

Las zonas que sí se ensucian, como genitales y culo, se pueden limpiar con una gasa o una esponja natural con un poquito de agua y jabón (sólo si hay caca) y secando con una toalla de baño pequeña.

Evita toallitas y polvos de talco

Durante el cambio de pañal, si es posible se evitan las toallitas: se puede usar de nuevo la esponja natural o una gasa.

No usamos polvos de talco, no es que estén desfasados, es que no son saludables para la piel. Los polvos de talco taponan los poros y resecan la piel en exceso.

¿Y si hay dermatitis de pañal?

Podemos usar gel de aloe vera directo de la hoja de la planta.

Basta con pasarlo por la zona irritada y dejarla al aire unos cinco minutos. Luego basta con poner el pañal.

aloe-2163120_1920

Soy más partidaria de esta opción que de la famosa maizena. Usando este tipo de harina taponamos los poros, igual que con los polvos de talco.

Cuidado con abrigar demasiado

No hay que sobreabrigar para evitar irritaciones de la piel… y del bebé.

La mayoría de los eccemas en bebés de corta edad se producen por un exceso de calor, sobre todo en invierno.

Siempre añadimos la rebequita de más, cuando la mayoría de las veces no es necesaria. Basta con observar al bebé para saber si tiene frío o calor. En este artículo te hablo más sobre abrigar, cuánto y cómo.

¿Y para hidratar al bebé, crema o aceite?

Ni cremas ni bálsamos, si queremos hidratar es mejor usar aceites naturales: almendras dulces, caléndula… y por supuesto, si es posible, de producción ecológica.

Mejor todavía si es un aceite casero como el de caléndula que os describo aquí.

 

¿Qué ingredientes debemos evitar siempre?

Siempre hay que fijarse en los ingredientes para evitar parabenos, ftalatos, fenoxietanoles, fragancias y alcohol.

Y cómo naturópata, también recomiendo que se eviten, los tres primeros meses, los productos que incluyen aceites esenciales.

En caso de querer usar la aromaterapia de forma terapéutica sobre la piel, es mejor adquirir el aceite esencial correspondiente de forma individual, y a poder ser de producción ecológica.

Los aceites esenciales no se empiezan a usar antes de las cuatro semanas de vida (si ha nacido a término).

Hasta cumplir los tres meses, la lista de aceites que se pueden usar es reducida, y siempre mezclando con aceite vehicular como el de almendras dulces o de caléndula.

Por último, algo que se pregunta mucho en consulta ¿qué hacer con la costra láctea? Sobre este tema ya hablamos en su día en este post.

Y vosotros ¿cómo cuidáis la piel de los más pequeños?

Cristina Eiros Fernández

Naturópata de la mujer y la primera infancia

www.puerinatura.com

www.naturopatiafemenina.com

Entradas recomendadas

Dejar un comentario